Tratamiento de espacios Dolmen de Dombate

Proyecto de tratamiento de espacios intermedio e interior dentro de la zona del PEP del Dolmen de Dombate

Año proyecto: 2004

Autor proyectos: Pedro Calaza Martínez.

Cliente: Diputación de La Coruña.

Importe: 566.859,88 euros.

    Descripción: El Dolmen de Dombate está actualmente protegido por un Plan Especial dada su categoría de Bien de Interés Cultural (antiguamente ostentaba la categoría de Monumento Histórico-Artístico Provincial) por virtud de la Ley 16/85 del Patrimonio Histórico español. Esta protección condicionó enormemente las opciones de diseño y el enfoque metodológico para la redacción de este proyecto.

    El fin principal ha sido el acondicionamiento de la forma lo más natural posible del entorno del Dolmen de Dombate, para darle un uso de esparcimiento y descanso, habilitando zonas donde se podrán practicar diversas actividades relacionadas con la historia del Dolmen. Para ello, en la fase de diseño, se han tenido en cuenta los condicionantes legales y de protección singular y otros como la topografía, el entorno referido a la existencia de edificaciones, el dolmen, carreteras, el clima, los posibles usos de la zona y los condicionantes impuestos por el promotor.

    La filosofía del proyecto se basa en una línea de diseño integral y suave, procurando el contraste entre las zonas más cuidadas y ajardinadas con aquellas zonas naturales que nos proporciona en sí las agrupaciones arbóreas y al mismo tiempo procurando imitar la vegetación existente en donde las grandes masas nos proporcionan, en determinadas épocas del año, texturas y manchas cromáticas diferentes. En síntesis, es la imitación de la naturaleza, ordenando espacios mediante un trazado de caminos sinuosos, que van acompañando al usuario a las distintas áreas que componen el conjunto. El hilo conductor del trazado está formado por el centro de visitantes, proyectado por la Diputación de A Coruña y el propio Dolmen, de forma que esta línea, verdadera columna vertebral del diseño sea el punto de unión de los senderos secundarios.

    Las especies a utilizar serán caducifolias, destacando aquellas de los géneros Quercus, Betula y Castanea.

    El estrato medio estará compuesto por especies arbustivas y el estrato inferior por especies de gramíneas y leguminosas, creando así una pradera polífita mejorada.

 

a 2 3